Consigue una barba, bigote y/o patillas más poblados. Resultado natural y definitivo.

El transplante de barba, bigote o patillas suele realizarse en pacientes a los que le falta densidad de cabello o tienen zonas clareadas.

También es recurrente para cubrir o disimular imperfecciones y cicatrices.

Es necesario que el paciente tenga, como mínimo, 20 años, puesto que es la edad a la que se considera alcanzada la madurez y desarrollo sexual.

Es un tratamiento definitivo que busca conseguir un resultado natural y acorde a cada paciente. Se trata de una intervención sencilla e indolora, en la que se suministra anestesia local. Extraemos pelo de los laterales o parte posterior de la cabeza para implantarlo en las zonas clareadas.

A pesar de que los resultados son visibles tras la intervención, hay que tener en cuenta que no son definitivos hasta pasados entre 10 y 12 meses. El pelo transplantado se caerá tras 3 semanas aproximadamente, y volverá a crecer al cabo de 3 o 4 meses. Después, se podrán observar los resultados definitivos.

Consúltanos la opción más adecuada para ti. En Instituto Marsil te aconsejaremos la mejor solución en tu caso.

Siempre bajo supervisión médica.
CONSULTA TUS DUDAS CON LA DRA. MORALES.